Ternasco de Aragón, un tesoro culinario en la mesa

Por fortuna, en Aragón contamos con muchos alimentos de producción local que son todo un regalo para el paladar que, si además los acompañamos de una buena mano en la cocina, tenemos el éxito asegurado. El melocotón, las aceitunas, el jamón, el vino, las conservas, el queso, la miel,… en definitiva una larga lista de productos de gran calidad y exquisito gusto. Tal vez uno de los reyes de esta lista podría ser el Ternasco de Aragón que dispone de Indicación Geográfica Protegida.

Ganado ovino de AragónLas condiciones medioambientales y geográficas de la comunidad aragonesa, con un clima continental extremo de inviernos fríos y veranos cálidos y secos, favorecen la cría de este tipo de ganado duro y resistente que aprovecha los recursos de la zona. Tradicionalmente el sector de la ganadería principalmente ovina junto con la agricultura han sido los principales impulsores de la economía rural. El desarrollo de la ganadería ovina se remota en la Historia hasta siglo XIII, fechas en la que ya se tiene constancia de la cría ganadera del ovino. La oveja proporciona alimento (carne y lácteos) además de materia prima para el textil (prendas de abrigo, relleno para colchones…).

Por desgracia, en los últimos años la actividad ganadera ha ido en detrimento de otro tipo de actividades relacionadas con el sector secundario y principalmente terciario. Sin duda alguna, la ganadería ovina es una labor que requiere especial dedicación, empeño, constancia y tesón, algo que no todos están dispuestos a ofrecer. La clave de estos pastores que resisten al imparable avance de la economía moderna dominada por el sector terciario, es amar su trabajo, algo que les garantizará la supervivencia y la calidad de vida que se desarrolla en un ambiente natural y saludable. La actividad de cría del ternasco favorece e impulsa la economía manteniendo a la población y fomentando la cultura del mundo rural. Ganaderos del Bajo Aragón

Tal y como anuncia el lema del Consejo Regulador: “el ternasco que se cría en estas tierras es sano, sabroso y sostenible”. Las tres “eses” quedan justificadas sobradamente por las numerosas características favorables del ternasco.

La sostenibilidad queda probada teniendo en cuenta cómo la ganadería ovina potencia la economía rural además de enriquecer la cultura y el medio de vida rural. Por otro lado, el ternasco es una carne sana y saludable para el cuerpo humano. Para entender la calidad de esta carne debemos observar las condiciones de cría y desarrollo del animal.

Ternasco de AragónLa cría del ganado ovino se practica principalmente de manera extensiva, los rebaños se desplazan en función de la disponibilidad de pastos y el clima, realizando trashumancias entre el llano y el monte. La alimentación se completa con piensos basados en cereales de origen vegetal. Este sustento de calidad unido al ejercicio que realiza el animal en sus constantes desplazamientos, garantiza la calidad del producto. La denominación Ternasco de Aragón corresponde a corderos de pocos meses de vida (2-3 meses) pertenecientes a una de estas tres razas ovinas autóctonas de Aragón: Ojinegra, Roya Bilbilitana o Rasa Aragonesa (esta última raza ovina es la más extendida en el territorio aragonés). Estos corderos permanecen estabulados y se alimentan de leche materna hasta los 45 días aproximadamente, momento en el que comienzan una dieta con piensos naturales de calidad especialmente creados para las crías (también debemos contemplar al cordero lechal que únicamente consume leche hasta alcanzar los 7 kilos aproximadamente a los 40 días de vida). A los 90 días aproximadamente el cordero llega a su peso óptimo (de 8 a 12 kilos) y son trasladados a los mataderos autorizados.

La carne de ternasco tierna y de color rosado contiene gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales esenciales para el organismo. Asimismo la carne de ternasco posee bajo contenido en colesterol y grasas saturadas. Además de ser una carne sana es realmente sabrosa, puedes cuidarte sin renunciar a un buen guiso en la mesa.

Las posibilidades culinarias del ternasco son infinitas. En Casa Rural Neres podrás degustar exquisitos platos elaborados con ternasco de calidad, te sugerimos algunas de nuestras creaciones como las costilletas de ternasco a la brasa con patatas paja, la paletilla de ternasco con patatas o el milhojas de ternasco crujiente con patata graten. Sin duda alguna, un buen plato de ternasco hará de tu visita a las tierras bajoaragonesas una delicia.

Costillas de ternasco de Aragón Ternasco asado con patatas asadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>